domingo, 3 de agosto de 2014




berenjena

una berenjena partida al medio
hace su evolución en la heladera
cada noche que no entra
en el menú decimos, che
hay que usar la berenjena
y esa berenjena pálida mientras
suceden los días y siempre
en el mismo lugar expuesta
a la vista pierde propiedad
y belleza: solo aparece
como objeto de culpa
para recordarnos la comida no
se tira como objeto de clase
no será alimento su destino
solo disimula la fatalidad
insignificante de transcurrir
por otros medios su función
de verdura inutilizada
en el tiempo justo        

nada más   

mañana alguno tomará
la decisión y no dirá nada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario