martes, 7 de diciembre de 2010



A  VECES LAS DESPEDIDAS

en retiro no había ni un alma
salvo la tuya, la mía
y la de un tipo que  leía nexus
mientras fumaba.
tu cuerpo comienza a desaparecer
primero de mi vista - luego de mis manos  
un colectivo plaza, de 23.01 sube a la autopista
te lleva, siempre alejándote.
el vacio no es una sensación tan real
como el mar, tiene carne, hueso
sangre y desangre,
a veces las despedidas más crueles
comienzan a los 2 metros.  

1 comentario:

  1. será porque tengo tantos adioses
    que me gustó tu despedida.

    saludos

    ResponderEliminar