lunes, 4 de octubre de 2010

ROSINA

todo el amanecer del verano
almendras y frutas secas
cayendo de sus bolsillos 
con las uñas pintadas de rojo
vestida de zanahoria o cereza
en su bicicleta rosinante
con lanas en el canasto
bendecida por la ciudad. desparramada
llena de ideas azules  
con coreografías
con flequillo y aparatos. dice;

al final somos como los poetas
una insinuante porción de la población,
esquimales o algo así.
lenguas muertas, rumor de bocas
y eso nos conforma?
  
enciende un cigarrillo y vuelve a decir
que han cambiado las revoluciones?
los discos, los libros, los martires?
que clase de animales somos…

toma te y vuelve a decir
si  todavía hay florerías
instantáneas de polaroid y
asesinatos por amor  
entonces hay una esperanza
en los limites, más allá del subterráneo.   

3 comentarios:

  1. me gusta mucho la idea del poema, eso de si evolucionamos o no... yo creo q le decimos evolución para no desesperar y darnos cuenta de q sólo nos transofrmoaso (o nos transformamos, je), q no es mejor ni peor... :) marina

    ResponderEliminar